ja_mageia

  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size
Home Action
Por qué venimos al Fuerte Benning? PDF Print E-mail
Written by Nico Udu-gama   
Monday, 04 June 2012 18:07

(leer en inglés)

Voces de activistas del movimiento - ¿Por qué nos movilizamos cada año al fuerte Benning?

Les preguntamos a varias activistas del movimiento sus razones por volver cada año al fuerte Benning, y por qué siguen exigiendo el cierre de las SOA/WHINSEC. ¿Cuáles son sus motivos por movilizarse? ESCRÍBANOS AQUÍ


Kathleen DeSautels

Kathleen DeSautels, del 8th Day Center for Justice en Chicago; anteriormente prisionera de conciencia por SOA Watch

Desde 1997, el fin de semana de noviembre de SOA Watch se ha convertido para mí en una especie de retorno espiritual. Este evento renueva mi esperanza de que un mundo mejor sea posible. ¿Qué nos puede nutrir más el espíritu que aquellos enriquecedores talleres, las fascinantes posturas políticas y la música en vivo, reunido todo ello frente a las rejas del Fuerte Benning el sábado por la tarde? Y en la mañana del domingo, el punto cumbre del encuentro, la procesión fúnebre sacra con la que se conmemoran las vidas de nuestras hermanas y hermanos en América Latina, que han sido víctimas de desapariciones, asesinatos y abusos en manos de egresados de SOA/WHINSEC me acompaña todo el año. Para ser honesta, me uno a SOA Watch ante las rejas del Fuerte Benning, no tanto porque me necesitan sino porque yo necesito del espíritu creativo y hospitalario de esta comunidad, instándome a persistir en la lucha por la justicia sin desfallecer.


Bob King


Bob King, Presidente de United Auto Workers, Detroit

Nuestras hermanas y hermanos sindicalizados caen asesinados en Colombia, a manos de egresados de la SOA. La solidaridad sindical exige que nos pongamos en pie para hacer detener estos asesinatos.


Ka Rodriguez

Ka Rodríguez, Earlham College in Richmond, Indiana

Durante los últimos tres años he participado en el Movimiento SOA Watch en nuestro campus, ya sea contribuyendo en la organización del viaje de 10 horas hasta la vigilia; distribuyendo “¡Presente!”; o exhibiendo documentales. Soy parte de este movimiento y participo en la Vigilia porque creo que demasiado dinero y recursos han sido y continúan siendo invertidos en la militarización, la violación de los Derechos Humanos y el establecimiento de bases militares en América Latina. La Escuela de las Américas juega un papel crucial en estas acciones. JUNTOS en la Vigilia podemos decir ¡NO! Y cerrar la Escuela de las Américas.


Mario A., metallurgist and torture survivor from Guatemala

Soy Guatemalteco y un ciudadano del mundo. Soy un obrero de la industria metalúrgica y sobreviviente de tortura. Fui secuestrado por grupos paramilitares de mi país en dos ocasiones, y brutalmente torturado. Uno de mis amigos con quien fui secuestrado la segunda vez, está muerto. El se suicidó cuando nos soltaron, pues no pudo resistir el trauma de esta terrorífica experiencia. Dos de mis hijos que hoy viven en el exilio; también fueron secuestrados cuando salían de la escuela. Ellos, en aquella trágica tarde, eran aun menores. Ellos ahora ya son personas adultas que a pesar de los años, no superan este horrendo episodio.

Guatemala vivió un genocidio que dejó casi medio millón de muertos entre masacradosy desaparecidos. Dentro de ellos, miles de niños  desaparecidos fueron raptados y vendidos al interior y fuera del país. Muchos de nuestros muertos jamás serán encontrados, pues fueron tirados al mar.

Ahora preguntémonos, después de 66 años de existir este horrendo y trágico proyecto demencial, cuantos cientos de miles de muertos y  desaparecidos ha dejado esta práctica de matar? Esto nos ha hundido en la pobreza y el odio. Los ricos de las oligarquías y militares de nuestros
países ahora son más poderosos económicamente y venden las riquezas naturales de nuestro pais al mejor postor, y   los pobres,los que mas trabajan más desgraciados.  Me refiero a  mi pais y muchos pueblos de América Latina.

También ahora los dueños de las máquinas de matar tienen más poder y siguen interviniendo en las decisiones para aplastar a la humanidad. Entonces la cuestión es, tendremos que cerrar esta maldita escuela? Claro que si, y todas las que existen en el planeta. Definitivamente nuestras generaciones merecen un futuro sin tortura, sin guerras, y sin miseria. Ahora nuestros pueblos son los miserables de esa gran novela teatral que escribió Víctor Hugo.

De nosotros depende pues que esto suceda, que se termine el militarismo. Vuelvo a insistir, el terror lleva a los pueblos a la tragedia. En  Guatemala acaba de llegar al poder un genocida y se llama Otto Perez Molina.Este genocida se graduo en la SOA Y esto lo sabe y lo tiene documentado el gobierno de los Estados Unidos.

Entonces cerremos esta escuela del horror. Regresemos cuando ya no exista, y liberemos a los pájaros que habitan en este terreno. Sembremos flores de la paz y dejemos que las mariposas y el colibrí las copulen para tener una gran cosecha de amor a la humanidad.


Fr Luis BarriosFr. Luis Barrios, John Jay College; Director de Pastors for Peace; anterior prisionero de conciencia por SOA Watch

Nuestra jornada pacífica anual a Columbus, Georgia, es la expresión de nuestra solidaridad, cariño y resistencia espirituales, canalizadas hacia lograr la clausura de la SOA; es el mandato de Dios sublevarnos contra las estructuras represivas.

Karina MaciasKarina Macias, SOA Watch Los Ángeles

La globalización ha colocado en la mira las acciones de Estados Unidos, demandando  nuestra acción inmediata. No podemos simplemente sentarnos a contemplar cómo Latinoamérica y nuestras regiones son militarizadas y despojadas de sus derechos. Esta es la principal razón por la cual yo me movilizo para acudir a la vigilia de la SOA Watch, involucrándome en el esfuerzo por hacer cerrar la SOA. Es un deber ciudadano defender a nuestros hermanos y hermanas. ¡Somos Una América!

Rabino Michael Lerner, Editor de la revista Tikkun Magazine; Director de la red Interfaith Network of Spiritual Progressives

Rabbi Michael Lerner Una de las grandes farsas de la política norteamericana es la manera como los líderes de los dos partidos principales proclaman que América es el gran paladín de los derechos humanos, a la vez que el país realiza acciones que socavan sistemáticamente los derechos humanos alrededor del mundo. El empleo de la tortura, el encarcelamiento de cantidades ingentes de gente que no es blanca, los ataques de aviones no tripulados sobre población civil, en la elusiva búsqueda de terroristas, la ´lista de eliminables´ (ciudadanos de EEUU incluidos), .integrada con personas que nunca han sido condenadas por ningún jurado, son solo parte de la historia. En la Escuela de las Américas del Fuerte Benning, en Georgia, EEUU entrena fuerzas militares y policivas de América Central y del Sur, capacitándolas en represión, subversión y tortura. Estas técnicas a su vez luego son utilizadas contra gobiernos o movimientos democráticos percibidos como una amenaza contra los intereses corporativos de EEUU. La vigilia anual patrocinada por School of Americas Watch, encabezada por sacerdotes católicos progresistas y que acoge a personas de todas las religiones, o de ninguna, se ha ido convirtiendo en el único sitio donde las hipócritas políticas de EEUU reciben la atención pública. Moralmente nos incumbe a todos los que podemos hacerlo, asistir cada año a la vigilia, forzando a nuestros líderes gubernamentales a abordar las maneras como EEUU continúa desafiado los estándares universales de los derechos humanos, y como se enloda la visión de lo que podría y debería ser América en el mundo.


ChantalChantal DeAlcuaz, trabajadora católica del White Rose Catholic Worker, Chicago

Mi compromiso con la vigilia contra la Escuela de las Américas surgió durante los años que pasé en Su Casa Catholic Worker – una comunidad fundada para brindar hospitalidad a refugiados políticos de América Central, muchos de los cuales eran sobrevivientes de la tortura.

Años de rigurosa investigación sobre el funcionamiento de la SOA han revelado hechos vergonzosos sobre la culpabilidad de los militares de EEUU en la tortura y el asesinato de incontables víctimas en toda América Central. Bajo el nuevo nombre de WHINSEC, la SOA sigue entrenando soldados para ejercer la violencia. Más aún, la escuela se ha ido convirtiendo en un símbolo importante de la política militar vigente estadounidense, que comete atropellos contra nuestras hermanas y hermanos alrededor del mundo.

La vigilia anual ante las rejas del Fuerte Benning es un sitio de reunión de una comunidad numerosa y diversa, a la que asisten tanto activistas veteranos como aquellos que por primera vez se unen a la protesta.  Traemos nuestros cuerpos – nuestros seres – a este centro material de la destrucción. Honramos y recordamos a los muertos, rogamos por la piedad y el perdón, y esperamos y rezamos para que haya un mundo sin SOA.



Simón Sedillo, cineasta radicado en Oaxaca, MX

Simon Sedillo

Asistir a la vigilia de noviembre de la SOAW ante las rejas del Fuerte Benning en Columbus, Georgia, es sumamente importante.  La cantidad abrumadora de información detallada que se comparte durante esta vigilia constituye nada menos que una prueba irrefutable de las estrategias militares encubiertas y sistemáticas de EEUU en América Latina, con las que se busca afianzar los intereses políticos y económicos de EEUU y de sus aliados en esos países. Es más, es detectable la evidencia sustancial de que en México, América Central y Sur América, existe una estrategia militar de contrainsurgencia de EEUU, dirigida contra las comunidades indígenas que practican sus formas tradicionales de auto-gobierno y auto-determinación.” La imposición de los intereses políticos y económicos de EEUU a través del militarismo, y la ayuda directa económica y política en apoyo de gobiernos corruptos y violentos por toda América Latina, es la causa número uno del flujo migratorio masivo a los EEUU. Es nuestra responsabilidad cambiar esto, y la vigilia de noviembre contra la SOA es el sitio perfecto para comenzar dicho cambio.


Adrienne Pine, profesora de antropología en la Universidad American University

El movimiento que busca clausurar la Escuela de las Américas brinda no solo solidaridad sino también herramientas que son indispensables para la lucha popular hondureña por la justicia, tras el golpe del 2009 llevado a cabo por egresados de la SOA. Gracias al gran esfuerzo de activistas de la SOAW que se han organizado y participado en acciones como la vigilia del noviembre, ha sido destapada la clase de complicidad de EEUU con el golpe, y más adelante con la violencia del Estado contra los hondureños. Esta labor de solidaridad fortalece la posición de quienes arriesgan sus vidas para luchar contra la maquinaria bélica de los EEUU dentro de Honduras.

Adrienne Pine

Así como la estrategia del Comando Militar del Sur de EEUU (U.S. Military Southern Command SOUTHCOM) se extiende más allá de capacitar soldados y agentes de la policía en la SOA para que lleven a cabo golpes y cometan torturas, la SOAW también ha sido supremamente eficaz desafiado las formas insidiosas de militarización que han sido implantadas por el hemisferio entero. Activistas de SOAW en EEUU han trabajado solidariamente con activistas de toda América Latina y el Caribe, para hacer cerrar las bases militares de EEUU en la región; para denunciar iniciativas como el programa de ¨cultura estratégica¨ de SOUTHCOM, establecido con el fin de legitimar la ocupación de naciones soberanas por parte de EEUU; para convencer a las naciones extranjeras de no continuar enviando sus tropas a la SOA; y para recriminarle a la Administración Obama y a sus clientes mediáticos la hipocresía que encierra  financiar fuerzas militares y policiacas que asesinan y apoyan golpes de Estado, aumentando la presencia de bases militares  estadounidenses en tierras extranjeras, a la vez que no dejan de alegar que respetan la democracia, el multilateralismo y la soberanía de los países de América Latina y el Caribe. La labor de SOAW ha causado un poderoso impacto, medible en cambios concretos de políticas, en la atención preferencial de los medios a sus campañas, y en la denuncia de las maquinaciones del Departamento de Estado reveladas en los cables de Wikileaks, entre otras cosas.

Activistas de SOAW han desempeñado un papel central forzando a la Administración Obama a responder por sus atrocidades, por ejemplo los asesinatos cometidos por la DEA el 12 de mayo, de indígenas del pueblo Miskito de Honduras, en una región previamente militarizada como parte de la fracasada guerra contra las drogas de EEUU. Han logrado con éxito hacer lobby entre congresistas para que estos se posicionen contra las peligrosas políticas estadounidenses, y han proporcionado un marco de referencia para comprender cómo nuestra lucha por la justicia  y la democracia en el frente doméstico, está íntimamente ligada a las mismas luchas que tienen lugar en todo el hemisferio. Porque las políticas militares y económicas de EEUU están obligando a la población latinoamericana a dejar sus hogares e huir a EEUU, activistas de SOAW luchan por la justicia frente a la inmigración; porque la decisión presupuestaria de gastar tantos dólares provenientes de impuestos en apoyar la militarización en el extranjero, y no hospitales para la población local, ha causado un número incontable de muertes en ambos contextos, activistas de SOAW luchan por una atención a la salud más justa; porque la criminalización de los inmigrantes está directamente conectada con el racista complejo presidiario industrial (PIC), que también priva del derecho de representación a grandes números de afroamericanos en EEUU, activistas de la SOAW luchan contra el PIC y a favor de la justicia racial. Y como el gobierno de EEUU está estructurado para responder a los intereses corporativos y no a los de su pueblo, activistas de SOAW usan las herramientas de la democracia directa para hacer oír sus voces.

La vigilia ante el Fuerte Benning ha sido y continúa siendo el epicentro anual de este vibrante movimiento cada vez más necesario. Es un espacio vital para consensuar estrategias, para luchar, celebrar, renovarnos y —para aquellos que todavía o se han incorporado a él—para unirse a la lucha por la justicia y lograr poner fin a la militarización de las Américas por parte de los EEUU.

(leer en inglés)

Last Updated on Thursday, 23 August 2012 17:35
 

Sign up for action alerts and updates

SOAWLatina.org

Contact us

SOA Watch
733 Euclid Street NW
Washington, DC 20001

phone: 202-234-3440
email: info@soaw.org